Digg  Sphinn  del.icio.us  Facebook  Mixx  Google  BlinkList  Furl  Live  Ma.gnolia  Netvouz  NewsVine  Pownce  Propeller  Reddit  Simpy  Slashdot  Spurl  StumbleUpon  TailRank  Technorati  TwitThis  YahooMyWeb
 

 
 

CALCIO

Calcio (Ca) - inmóvil

El cannabis requiere grandes cantidades de calcio tanto para el estadio de crecimiento como para el de floración (casi tanto como macronutientes) ya que es un elemento esencial para la producción y el crecimiento de las células. Este elemento está incluido en la lámina media de las paredes celulares, mantiene la actividad selectora de las menbranas plasmáticas, siendo necesario para preservar la permeabilidad de la membrana celular y la integridad de las células. Las plantas absorben este nutriente a través de las raíces en forma catiónica divalente Ca²? por formación tanto de complejos de coordinación como de enlaces electrostáticos con aminoácidos, fosfolípidos y otras moléculas cargadas negativamente. El catión de calcio (Ca?) representa el ión de intercambio por excelencia y sin él la absorción de nutrientes vería seriamente dificultada. La carencia de calcio afecta también a la fertilidad del suelo ya que es necesario para el desarrollo de las poblaciones de microorganismos que habitan en el suelo como bacterias y hongos encargados de descomponer la materia orgánica.

Los Síntomas Carenciales
Una carencia de calcio tampoco es demasiado habitual en el cultivo interior, pero en ocasiones nuestras plantas son capaces de procesar más calcio del que tienen disponible y entonces se produce el déficit. El desarrollo de las plantas se vuelve mucho más lento, los tallos de las plantas se vuelven más débiles y el follaje se torna color verde oscuro. Si la carencia nos afecta durante la floración decrecerá sensiblemente nuestra producción de cogollos. Los primeros signos de carencia aparecen siempre en las hojas jóvenes de la parte media y superior de las plantas ya que el calcio no es un nutriente móvil y no tiene la capacidad de trascolocarse por la planta. Estás hojas jóvenes pierden el color rápidamente y amarillean mientras que las más viejas permanecen verdes. Si la carencia se asevera las hojas se curvaran o abarquillaran hacía arriba y los nuevos brotes y hojas se desarrollaran amarillentos y morados. Finalmente los brotes se arrugan y mueren. La carencia de calcio es poco común en el cultivo de interior ya que por lo general el agua corriente con la que regamos contiene suficiente calcio disuelto. En cambio, aquellos cultivadores que utilizan filtros de ósmosis (agua blanda) pueden tener alguna complicación si no utilizan un fertilizante completo con niveles adecuados de calcio en su formulación.

El Tratamiento
Para tratar esta carencia en interior debemos emplear un fertilizante completo rico en calcio, o disolviendo un poco de caliza hidratada (aprox. media cucharadita por cada cuatro o cinco litros de agua) y regando con esta solución hasta que los síntomas carenciales persistan. Si estamos cultivando en exterior, tanto sí cultivamos suelo madre como si usamos mezclas de tierra comerciales, lo mejor es que añadamos un poco de carbonato cálcico y/o yeso agrícola a la mezcla de tierra. Como tratamiento de choque podemos aplicar un par de riegos con caliza hidratada ya que se asimila más deprisa por las plantas que la dolomita del sustrato. Podemos completar el tratamiento de nuestras plantas con alguna aplicación foliar de quelatos de calcio. La forma de quelato EDTA (Ácido Etilendiaminico Tetraacético) es sin duda una de los más eficaces para tratar los estados carenciales de calcio, es barato y fácil de conseguir en los centros de jardinería, viveros y cooperativas agrarias. Seguir siempre las indicaciones de dosificación y aplicación del fabricante.

El Exceso o Sobrefertilización
El caso de toxicidad por calcio es bastante infrecuente en condiciones normales de cultivo. Un exceso o una acumulación de calcio hace que las plantas marchiten prematuramente presentando los síntomas carenciales de otros nutrientes como el potasio, el hierro, el manganeso y más frecuentemente el magnesio por lo que es muy complicado identificarlo a simple vista. En caso de sospecha, la mejor solución es lixiviar el medio de cultivo con agua abundante para eliminar el exceso de calcio. En los cultivos hidropónicos un exceso de calcio en la solución de nutrientes puede hacer que el calcio y el azufre se precipiten y se combinen formando un residuo que se deposita de el fondo del tanque en forma de yeso, haciendo que el agua se enturbie y no sea apta para el cultivo. Si esto ocurre debemos tirar la mezcla, lavar el tanque y volver a preparar una nueva ajustando correctamente el pH del agua y añadiendo la dosis de nutrientes habitual.


Cannabismagazine